Cómo recuperar la función con Perfetti.

una niña está realizando una sesión de Perfetti con su pie izquierdo sobre una tabla que se inclina lateralmente

Sesión de Perfetti pediatría

La primera vez que oí hablar del Método Perfetti fue en las clases de Neurología de la Facultad de Fisioterapia. Lo que más atrajo mi atención fue un maletín lleno de “subsidios”,  que son los diferentes objetos que los terapeutas Perfetti utilizan para trabajar con los pacientes. En ese momento no me quedaba claro el porqué de tantos “cachivaches” y cuál era la diferencia entre un método y otro.

Al finalizar mi formación universitaria, me especialicé en fisioterapia neurológica, y más concretamente en  la neurología pediátrica, que es mi pasión. La neurología es un fascinante camino labrado de incansables horas de estudio y experiencia con los pacientes. Son necesarias múltiples y costosas formaciones en diferentes métodos y técnicas. Y así empezó mi camino hasta el día de hoy.

Uno de estas primeras formaciones que cursé, ya trabajando hace casi 10 años, fue el Curso Introductorio de Perfetti. Y fue ahí donde entendí realmente la diferencia:

la clave es utilizar los procesos cognitivos para rehabilitar el movimiento Clic para tuitear

Los procesos cognitivos son los procedimientos que lleva a cabo el ser humano para incorporar conocimientos. En dichos procesos intervienen facultades muy diversas, como la atención, la memoria y el lenguaje.

Este nuevo enfoque te permite ver a los pacientes desde otro punto de vista que va mucho más allá del movimiento. Nos explica que este, el movimiento, es el resultado final de otros muchos procesos (como la integración de informaciones sensoriales, la inhibición, la emoción, etc.) Y esto se torna fundamental, no solo para los fisioterapeutas, sino también para el resto de profesionales que conforman el equipo  transdisciplinar. Desde aquí parten nuestras intervenciones, que son la base para que nuestro equipo pueda realizar un abordaje integral.

Tengo la suerte de trabajar en equipo, un verdadero equipo transdisciplinar donde he podido aprender que desde nuestra formación de base, la carrera, hay disciplinas que estudian más el cuerpo humano desde un punto de vista físico, otras estudian más los procesos cognitivos, otras carreras profundizan más en la función y otras se enfocan más hacia el lenguaje. Sería muy difícil aunar en una titulación tanto conocimiento, de ahí surge la fragmentación artificial del estudio del cuerpo, aunque esto no nos debe hacer olvidar que el Ser Humano es un todo integrado que funciona “gracias a un cerebro”.

El Método Perfetti parte del estudio de este cerebro, dónde nace todo, y trabaja a través de él, por eso son fundamentales los procesos cognitivos Clic para tuitear

En otros métodos se trabaja abordando al paciente desde un punto de vista periférico para que tenga una repercusión en su Sistema Nervioso Central, pero Perfetti trabaja desde el punto central que es el Cerebro, para que a través del aprendizaje que se da en él, haya repercusión a nivel periférico (por ejemplo en el movimiento de las extremidades). Simultáneamente se aborda lo periférico (el cuerpo) para incidir en el cerebro y modelar su reorganización: es un abordaje sistémico.

Trabajando el brazo con Perfetti

Para profundizar un poco más en esta Teoría, partimos de tres principios básicos:

1. Cuerpo como superficie receptora de información, capaz de fragmentarse: entendemos el cuerpo humano como un vehículo para recoger y construir información de nuestro entorno.

2. Movimiento como conocimiento: Gracias al movimiento construimos información y esto nos permite conocer nuestro entorno y relacionarnos con él.

3. Recuperación como aprendizaje: a través de los ejercicios el paciente adquiere nuevas habilidades. La recuperación es un proceso de aprendizaje en situación patológica.

Teniendo en cuenta estos principios, la terapia se desarrolla gracias al EJERCICIO, es decir, el terapeuta plantea un problema cognoscitivo al paciente, que éste debe resolver a través  del movimiento. Y esto lo consigue transformando las sensaciones en información y activando los procesos atencionales, el lenguaje, la memoria, la representación del cuerpo y de la acción, etc. Por este motivo el Método Perfetti se llama Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo.

El ejercicio es una realidad simplificada, por eso se utilizan una serie de objetos específicos (llamados subsidios), para ofrecer al paciente la posibilidad de recoger un tipo de información concreta y de manera específica. Cada subsidio está diseñado para presentar diferentes contenidos y modalidades informativas que el paciente pueda gestionar y así resolver el problema que se le plantea acorde a sus capacidades.

Por ejemplo, en la fotografía de los círculos, el paciente debe reconocer con ojos cerrados qué círculo está trazando su mano. Para ello el fisioterapeuta sostiene el brazo del paciente y previamente le ha presentado los diferentes círculos para que el cerebro integre que hay diferentes estímulos (círculos más pequeños = movimientos angulares en el hombro menores y círculos más grandes = movimientos angulares en el hombro mayores).

Cada ejercicio debe diseñarse y construirse según las capacidades cognitivas y de aprendizaje de cada paciente, para lo cual será indispensable la pericia del terapeuta para saber adaptar el ejercicio a cada situación y en cada momento.

Todos los pacientes pueden beneficiarse del Método Perfetti

Esta capacidad de diseñar y adaptar los ejercicios a cada caso, hace que todos los pacientes sean candidatos a ser tratados con Perfetti, indistintamente de su edad o patología, porque, aunque no puedan realizar movimiento de manera voluntaria o tengan problemas de consciencia, se pueden trabajar muchos componentes que son prerrequisitos de cada acción: el sistema visual, información táctil, relaciones espaciales entre partes del cuerpo,  etc.

En esta terapia, como en cualquier otra, la cercanía es imprescindible ya que debemos poder empatizar con los pacientes, ponernos en su lugar, entender cómo piensan, cómo entienden su cuerpo a través de lo que nos dicen con su lenguaje, a través de cómo se mueven, etc. Todo ello son expresiones de lo que el paciente siente o tiene dentro y nos ayuda a entenderlo mejor y a tener más herramientas para resolver su problema. No debemos olvidar que el aprendizaje, base fundamental de cualquier proceso de recuperación funcional, está íntimamente ligado a la emoción y que uno no sucede sin el otro. A través de esta terapia se busca que el paciente conecte con sus propias experiencias, con sus propias sensaciones para que, sin ni siquiera pedirlo, el movimiento suceda/surja con un significado.

Es destacable y por ello me gustaría enfatizar que el Método Perfetti no es un método cerrado, está en continuo estudio, recogiendo los avances en la neurociencia e integrándolos en la terapia. Y tanto es así que, a día de hoy el Ejercicio Terapéutico Cognoscitivo (ETC), ha pasado a llamarse CTA: “Confronto Tra Azione” (que significa comparación entre acciones) con la intención de inducir al paciente a aplicar lo aprendido durante su vida cotidiana, y es que el ejercicio terapéutico se quedaba en la clínica, pero los avances que conseguimos con los pacientes no siempre los llevaban a su vida diaria. Por ello, actualmente se enfoca cada ejercicio como un medio para conseguir modificar una acción específica, analizando qué componentes fallan en esa acción concreta, y eso es lo que buscamos enseñar para que el paciente pueda aprenderlo a través del ejercicio y llevarlo a su día a día ¿podrá esto ayudar a conseguir mejores resultados de los pacientes en su vida? Seguimos trabajando y estudiando.

Estos son los principales motivos por los que seguimos apostando por formarnos en esta Terapia. Yo misma, acudo regularmente a Italia, cuna de este método, a formarme con las máximas exponentes a nivel mundial de Perfetti para poder incorporar los últimos avances e innovaciones en nuestros pacientes y compartirlo con mi equipo de trabajo en Cefine Neurología.

También por ello, desde Cefine Formación seguiremos ofreciendo cursos de Perfetti en el futuro, para tratar de acercar a Galicia siempre las últimas actualizaciones formativas.

Sonia Iglesias

Sonia Iglesias

Votación

Comentarios

comentarios

By | 2017-11-26T20:24:22+00:00 noviembre 17th, 2017|Fisioterapia Neurológica, Neurorehabilitación|0 Comments

Contacto

Irmáns Suárez Ferrín, 3, Bajo, 15174,
A Corveira, Rutis, Culleredo

Phone: 981 978 760

Próximos Eventos

  1. Fisioterapia Vestibular

    10/02/2018 - 29/04/2018